Warning: Creating default object from empty value in /home/customer/www/tristanapr.com/public_html/wp-content/plugins/stm-post-type/redux-framework/redux-framework/inc/class.redux_filesystem.php on line 29
Estás aquí hoy. Lo lograste - Tristana

¡Estás aquí hoy! Lo lograste.

Estás aquí hoy. Lo lograste. Sí. Aunque te parezca mentira. Aunque apenas te lo creas. No esperes un día más para comenzar a celebrarlo. Para reconocer tus bendiciones. Estás en el camino, y esa, como tú muy bien lo sabes, es la parte importante. La que realmente le da sentido a nuestros días.

Ahora bien, así es como lo vamos a hacer. Cada día nos levantaremos a darnos amor. Cuidados. Y protección. Tendremos ánimo para seguir trabajando por nuestras metas. Como sea y donde sea. Que al fin y al cabo esto lo podemos hacer en cualquier lugar. Recordaremos que cada día de esfuerzo y sudor que tengamos, nos acercará más a nuestro propósito. Pero que cada momento de amor, descanso y bienestar que vivamos nos acercará más a nuestro corazón. Nos acordaremos de esto a diario y más en los días en los que levantarnos muy temprano o llegar a nuestra casa de noche, nos parezca muy difícil y cansón.

También, recordaremos que nuestro camino es importante. Si no lo recorremos, nadie lo hará por nosotros. Hay periodos difíciles, y días que parecen no acabar. Como todo lo demás que no nos pertenece, el resultado no lo podremos controlar. Así que,  no importa lo que suceda, no olvides que tu vida es valiosa. Y la tienes que escribir tú. Nadie más. Esta es tu historia. Y merece ser vivida. Necesita ser vivida.

Hay muchas personas allá afuera que al verte serán un poco más libres. Un poco más felices. Hay un ser dentro de ti, que al sentirte, será mucho más libre. Mucho más feliz.

Gracias por atreverte. Por ser valiente. Gracias por mostrarte tal cual eres. Gracias por seguir moviéndote en contentura y libertad a través de todos tus miedos. Gracias por estar aquí, conmigo.

¡Mucha vida y salud!

Tris

El milagro no es mi sanación. La sanación fue el resultado. El milagro sucedió cuando me di cuenta de que lo único que me iba a dar ese resultado, era el amor”.